Stair Raiders

Stair Raiders

Hay una escalera y un túnel, es de madrugada y es lunes,

y los ojos rasgados de la mañana se alebrestan, sin paz perpetua.

 

Ascendemos ralentizando nubes, y la oquedad entre los doseles alimenta,

los graznidos de las aves tras la lumbre, que se enerva.

 

Damos pasos sutiles para no fracturar el silencio, para intentar escuchar,

las oscilaciones del péndulo que nos guía, hacia el misterio, hacia arriba.

Hay cuadros grotescos en las paredes, imágenes retro y rotos pinceles,

esparcidos por los siniestros escalones cual cabellos de meretrices.

 

Damos pasos quebrados ascendiendo lentamente, y la luz se desvanece,

como el aliento de Judas, como un topacio que envejece, débilmente.

 

Hay ojos en la oscuridad, arañas gigantes, destellos obscenos,

y un golpe seco sobre blando que me perturba.

 

Acontece violenta lluvia, ósculos furiosos del viento entre cadenas y herraduras,

continuamos casi a oscuras, exudando cada temor, cada latido como una ignición.

 

Y de improviso la artera asfixia, te derrumbas escalera abajo como un cometa malherido,

te rompes el cuello y la catatonia del tiempo me hace enmudecer.

 

Ya no se escucha el péndulo, los poetas siguen muriendo, sacrificados en el desierto,

y la escalera sigue ascendiendo  como las escamas infinitas de una serpiente gigante.

 

Hay una escalera y un túnel es de madrugada y es lunes.

 

ROGERVAN RUBATTINO ©

Rogervan, on in Entradas Diarias, Inspiration, psychopoets

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: