Poetas a Ultranza

Publicada en Publicada en Entradas Diarias, psychopoets
Si te gusta el blog comparte!

 

Llevo algunos días descubriendo historias asombrosas de poetas de nuestro tiempo y siglo que han sufrido graves consecuencias por publicar poemas con cierta carga ideológica determinada, abro este post con el ánimo de reflexionar sobre estas historias y hacer un pequeño ejercicio de situarnos ( si nos dedicamos a las letras y a escribir) en las verdaderas y profundas razones trascendentes de por qué empezamos a escribir, por qué seguimos escribiendo y que legado estamos construyendo con nuestras letras.

Algunos de los casos aciagos que os presento se articulan en la misma premisa: “el poder de las ideas, el poder de la poesía en acción”.


1. El Caso del poema bielorruso: Valeri Levonevski y Aleksander Vasiliev

Hace exactamente doce años de este caso, el presidente y el vicepresidente del comité nacional de huelga de los comerciantes de mercados de Bielorrusia fueron condenados a dos años de prisión por insultar públicamente al presidente del país. El juez determinó que un folleto que ambos habían distribuido antes de las manifestaciones del 1 de mayo de 2004 contenía un insulto público al presidente. En el folleto se animaba a participar en las manifestaciones.

En la otra cara del folleto había un poema satírico anónimo sobre el coste de la vida en Bielorrusia, titulado “El proyecto de ley de utilidades o ‘la buena vida'”.

Se impusieron a saber sendas multas de 643.278 rublos bielorrusos (300 dólares estadounidenses).

Valeri Levonevski y Aleksander Vasiliev fueron condenados en aplicación de artículo 368.2 del Código Penal (Insultar al presidente), que es muy similar al artículo 367.2 (Difamación del presidente), el cual se utilizaba antes para reprimir la crítica legítima al gobierno. En su resolución sobre la libertad de prensa de abril de 2004 (Resolución 1372), el Consejo de Europa condenó el uso del artículo 367 para someter a los periodistas a prisión y trabajos forzados por criticar al presidente y a los funcionarios del Estado.

Amnistía Internacional consideró a ambos hombres presos de conciencia y emprendió una campaña por su excarcelación. Numerosos miembros de la organización y del público en general enviaron llamamientos a las autoridades bielorrusas para pedirles que los dejaran en libertad. Se sumaron a la campaña músicos famosos, como Yevgenii Fyodorov, del grupo Tequila jazz; Boris Grebenshikov, de Aquarium; Sergei Shnurov, de Leningrad, y Aleksander Vasiliev, de Spleen.

Aleksander Vasiliev quedó en libertad el 7 de julio de 2005 en virtud de una amnistía concedida por el presidente Alyaksander Lukashenka para conmemorar el fin de la Segunda Guerra Mundial. Valerii Levonevskii, que ha cumplido en su integridad los dos años de condena, quedó en libertad el pasado 15 de mayo de 2006.

2. El caso del poema libertario en China: Zhu Yufu,

Fue acusado de subversión por escribir y publicar un poema en la web pidiendo a los ciudadanos que se manifiesten en favor de la libertad.
Según el abogado de Zhu, su cliente recogió la acusación el lunes de un tribunal del este de la ciudad de Hangzhou.
El letrado señaló que no hay fecha para el juicio. Zhu fue detenido el pasado mes de abril de 2014 cuando el gobierno inicio una serie de medidas para poner freno a los disidentes impulsados por llamadas de Internet para convocar manifestaciones siguiendo el ejemplo del levantamiento en los países árabes.

3. El caso de Miss Turquía o Miss poetisa encarcelada:

La modelo Merve Buyuksaraç Miss Turquía 2006, se enfrenta a una pena de hasta dos años de cárcel por difundir en redes sociales un poema en el que, según la Fiscalía, se “insulta” al presidente, Recep Tayyip Erdogan.

La Policía interrogó a la modelo y diseñadora el pasado enero por haber compartido en agosto de 2014 en la red social Instagram un poema que parodiaba la letra del himno nacional con una aparente confesión de un político ladrón y corrupto.

La Fiscalía ha remitido a los tribunales una pena de entre uno y dos años de cárcel contra Buyuksara.

Buyuksaraç ha alegó en su día que compartió el poema porque le pareció “divertido” y, en este sentido, ha dicho que no tenía “intención de insultar” a Erdogan. Asimismo, ha subrayado que borró este texto, publicado inicialmente por una revista satírica, después de que uno de sus amigos le advirtiese de las potenciales consecuencias judiciales.

El texto rimado, titulado “Poema del jefe”, no menciona en ningún momento el nombre del político, aunque por las referencias es obvio que se refería a Erdogan, aún primer ministro en el momento en el que Büyüksaraç compartió el poema.

“He robado desde hace 11 años y seguiré robando / ¿quién será tan loco como para juzgarme?, me pregunto”, arrancaba el texto.

La referencia más obvia venía en la segunda estrofa: “Acumulados en casa tengo varios millones de dólares / para reducirlos a cero tengo un hijo como Bilal”, nombre del tercer hijo de Erdogan.

“Este poema lo compartieron unas 960.000 personas en los medios sociales”, recuerda Büyüksaraç, que no creía cometer delito alguno al ponerlo en su cuenta de Instagram.

“Compartí el poema cuando Erdogan aún no era presidente y (haber sido acusada) fue una gran sorpresa para mí. No creí asumir ningún riesgo porque no es un poema de insultos. Es simplemente divertido”, declaró la modelo.

“Pueden condenarme; lo sabemos porque ahora mismo hay más de 70 personas en los tribunales bajo acusaciones parecidas de críticas y la mayoría son personas célebres o periodistas”, reconoció.


4. El caso de la bloguera poeta:

En el año 2010 libertadigital publicó un artículo sobre el encarcelamiento en Siria de una chica de 19 años que escribía un “blog”. Llevaba tres meses detenida y sin contacto con su familia.

Organizaciones de derechos humanos que denunciaron el hecho en aquel entonces decían que Tal Al Melouhi fue detenida el pasado 27 de diciembre, su casa fue registrada y su ordenador intervenido por la policía. “Desde entonces, su familia ha perdido toda comunicación con ella; no pueden visitarla y no han sido informados de dónde se encuentra”.

La Red Árabe indicaba que: “detener a una blogger tan joven, que apenas ha completado la secundaria a causa de un poema que no ofende a nadie y no es contrario a la ley, es una actitud profundamente implacable y claramente represiva y hostil a la libertad de expresión”.

La red compara el encarcelamiento de esta joven que mantenía una bitácora digital con “las atrocidades de las dictaduras de América Latina en los años 70 del siglo veinte”.

Reporteros Sin Fronteras denuncia en su página web la situación de la libertad de expresión en Siria, país al que sitúa en el número 165 de una clasificación mundial que confecciona cada año, junto a Irán, Yemen o Libia.

5. El caso del poeta y la represión: Gao Xingjian

El premio Nobel de literatura en el año 2000, el autor chino Gao Xingjian, ha contado la angustia que sintió cuando se vio obligado a destruir cientos de páginas inéditas para salvarse de la represión, cuando tuvo que arrojar a las llamas prosas, poemas, obras de teatro… Podemos imaginar su desesperación.

La “Campaña contra la Contaminación Intelectual” emprendida por el Gobierno chino a mediados de los años 1980, le causó problemas con la censura, y el estreno de su tercera obra, El Hombre Salvaje se pospuso hasta 1985. A partir de 1986 se prohibió la representación de sus obras nuevas.

En 1987 viaja a París y se queda viviendo allí. Ya no volverá a China. En Francia acaba su obra maestra, la novela La Montaña del Alma (1990)

Estos y otros casos fueron el origen de la obra Los Poetas Merecen Morir de Rogervan Rubattino.


FUENTES:

Zhu Yufu
Miss Turquía
La bloguera poeta
Premio Nobel 2000


Si te gusta el blog comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *