Gritos de Muerte Azul

Gritos de Muerte Azul

 

Dibujo tu mirada de ira otra vez,

como una arcana brisa rapaz,

que captura mieles en tu red.

 

Allá a lo lejos sólo habitan los cantos,

del cerro y la espesura,

la procesión de ramas,

que no va por dentro, ni en ternura.

 

Diviso la frontera del mar y el salitre,

la costa mágica inundada de raíces,

y el amanecer tiñe de ojos,

tus labios rojos y tus cicatrices.

 

Allá a lo lejos los palenques, los tambos,

la hojarasca en medio de la vorágine,

y como si todo fuera perpetuo

el roquedal hace sinfonías unánimes.

 

Camino sobre quebradas, y caminillos,

de esos que no conoces ni el nombre,

donde el verde es reservado,

sólo a las criaturas del monte.

 

Lavanda y amatista, recuerdos sin vista,

estragón y enebro,

sueños sin requiebros,

de flores sin poetas, sin artistas,

sin inviernos.

 

Y luego me figuro tu semblante yerto,

en medio de la selva,

congelada de niebla y hielo,

en medio de tu corazón, ya no crece la hierba,

ya no azota el ciclón, sólo adorna la tiniebla.

 

ROGERVAN RUBATTINO ©

Rogervan, on in Design, psychopoets

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: