El Lanzador de Cuchillos (Fragmento, Cuentos de Espanto, de Muerte y de Insania)

El Lanzador de Cuchillos (Fragmento, Cuentos de Espanto, de Muerte y de Insania)

Megan siempre fue una mujer ajena a los convencionalismos, sus sueños de libertad le llevaban de Alabama a Mississippi continuamente. No había ciudad que la satisficiera del todo por lo que no tenía paradero conocido por más de unas semanas.

Una noche, cuando regresaba al motel donde se hospedaba vio un anuncio que decía: “BANJO EL ASOMBROSO LANZADOR DE CUCHILLOS: no se pierda lo increíble, hoy cinco de septiembre de 2005 penúltima gran función”.

Escéptica como siempre, siguió su camino cuando al cruzar una esquina escuchó una fuerte discusión de una mujer y un hombre. Se detuvo con la intención de rectificar el rumbo y no verse en medio de aquel tropel, pero al escuchar que aquella discusión pasaba a mayores, decidió aguardar a ver si aquello tenía un buen desenlace o era necesario pedir ayuda.

Se arrimó un poco a un lado del callejón donde no se le podía ver intentando divisar a aquellos que discutían acaloradamente. Entonces, Megan pudo ver la escalofriante escena de un hombre de descomunales dimensiones coger a una mujer del cuello, zarandearla y apuñalarla como si de una muñeca de felpa se tratara.

Aquella macabra carnicería le paralizó por completo, al punto que no pudo pedir ayuda ni hacer nada, todo ocurrió en segundos ante sus atónitos ojos.

Aquel hombre cogió el cadáver por los cabellos y lo arrastró como un saco de piltrafa calle abajo, Megan enmudecida por el pánico aún se quedó paralizada varios minutos después de lo ocurrido.

Por fin juntó fuerzas para retirarse, luego corrió varias calles buscando ayuda, pero no encontró a nadie, solo un viejo lisiado que le dijo que todo el pueblo estaba en el espectáculo de Banjo, el lanzador de cuchillos.

– ¡Será posible! – le gritó al hombre como escrutando su humanidad.

Aquel esquivo anciano se cruzó de brazos sin prestar atención a la desesperada mujer, que, al ver su poca voluntad, corrió hacia el recinto donde se celebraba el espectáculo.

Irrumpió frenéticamente gritando en el lugar, y el absoluto silencio y el ciclópeo suspenso propio de aquel espectáculo, junto con la imperancia de la concentración del lanzador fueron rotas de cuajo por los alaridos de Megan…

 

Reserva el libro en amazon.es ahora y recibe un descuento especial, apresúrate antes de su lanzamiento y adquierelo en preventa aquí

Rogervan, on in Cuentos, Los Elegidos

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: