Diente de León

Publicada en Publicada en Entradas Diarias, Inspiration, Los Elegidos, psychopoets
Si te gusta el blog comparte!

 

No puedo verte ni tocarte,

no puedo hablarte ni acompañarte,

como lo hacen los amantes de la mano.

Sí puedo imaginarte,

y contemplarte, en las bahías,

y travesías,

de los minutos granates.

 

No puedo descubrirte el rostro,

ni secar tu llanto leve,

ni respirar tu calma

ni tu latido breve.

Sí puedo fabularte,

con tus huellas de alma,

con tus voces tenues,

entre azules de ultramar y cartas y redes,

 

Camina laberinto cegándome,

que voy a tientas entre promesas,

entre conjeturas, paredes y grietas.

 

No puedo verte ni tocarte,

no puedo hablarte ni soñarte,

porque no oí nunca tu voz,

ni tus piernas me dieron refugio,

ni soplé nunca tu diente de león.

 

ROGERVAN RUBATTINO ©


Si te gusta el blog comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *