Déjanos Arder

Publicada en Publicada en Entradas Diarias, psychopoets
Si te gusta el blog comparte!

Déjanos arder hasta consumirnos como un cielo infinito,

que las olas y los mitos nos envuelvan como los ciclones,

esos latidos de corazones tan salvajes de aerolitos.

Déjanos arder sin mirar atrás, sin llorar las blandas ruinas del pasado,

combustionando nuestras carnes entre sombras del más allá,

que los segundos sean un desfile de chispas enardeciendo al mar.

Déjanos arder como la llama irrefrenable que enajena y cala,

en lo profundo, en los tímpanos de la oscuridad blanca.

Míranos alimentar el humo y las ascuas de una conflagración,

haciendo arrumacos en las entrañas del volcán,

con una bermeja magia que congele al propio sol.

Déjanos arder sin cesar,

como cometas que explosionan en el horizonte,

cubriendo de nieve roja toda cavidad.

¡Déjanos arder,

déjanos arder,

déjanos tiempo,

déjanos arder!

 

 


Si te gusta el blog comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *