Decálogo de la mujer que aguarda

Decálogo de la mujer que aguarda

Cuando una mujer espera, no es a un hombre ni a su sombra que enajena, espera un futuro, un valor, una vida nueva.

Cuando una mujer espera el primero el segundo y el tercero no son días, no son hijos, no son condenas, espera vivir siempre una vida plena.

Ni a cuarto, quinto y sexto pensamiento, una mujer no aguarda, por nadie, ni por la espera, acaso finge imprimir, a sus pasos la debida cautela.

Del séptimo al décimo son sus latidos, cuando espera morir no espera, está viviendo pausadamente, la muerte que al fin le llega.

ROGERVAN RUBATTINO ©️

Rogervan, on in Inspiration, Los Elegidos, psychopoets

One response

Leave your reply.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: